Vidrio de baja emisividad en doble acristalamiento: ¿adecuado para su hogar?

2024-07-04 11:45:03

Vidrio de baja emisividad en doble acristalamiento: ¿adecuado para su hogar?


ventanas-e-bajas011.jpg


En los últimos años, el poder aislante superior del vidrio Low-E en doble acristalamiento se ha vuelto cada vez más popular debido a sus numerosos beneficios. Profundicemos en los detalles…

Vidrio Low-E o vidrio de baja emisividad, es un tipo de vidrio tratado con una capa invisible de óxido metálico diseñada para reducir significativamente la cantidad de calor, luz ultravioleta (UV) e infrarroja que puede ingresar a su hogar. Este innovador revestimiento mejora el rendimiento de aislamiento térmico de las ventanas de doble acristalamiento, proporcionando un espacio habitable cómodo y energéticamente eficiente.

¿Qué es el vidrio de baja emisividad?

El vidrio Low-E debe su eficacia a un revestimiento especial que permite el paso de los rayos del sol mientras refleja el calor interior hacia la habitación. Esto reduce significativamente la cantidad de calor, luz ultravioleta e infrarroja que ingresa a su hogar.

El doble acristalamiento implica el uso de dos paneles de vidrio con un espacio entre ellos, llenos de aire o de un gas especial como el argón. Este espacio de aislamiento no sólo ayuda a retener el calor sino que también reduce el ruido exterior, como el del tráfico. La combinación de vidrio Low-E con doble acristalamiento da como resultado ventanas con propiedades de aislamiento superiores, lo que conduce a un hogar con mayor eficiencia energética, facturas de energía más bajas y un ambiente de vida confortable.

Beneficios de eficiencia energética y comodidad del vidrio de baja emisividad

Aislamiento térmico

El vidrio Low-E mejora significativamente la eficiencia energética de las ventanas de doble acristalamiento al controlar la luz infrarroja, percibida como calor. Al reflejar el calor dentro de un edificio durante los meses fríos y mantener a raya el calor solar en las estaciones más cálidas, este revestimiento microscópico reduce la penetración de la luz ultravioleta e infrarroja. Combinado con el aislamiento que proporcionan las ventanas de doble panel, esto garantiza un rendimiento térmico superior.

Consumo energético reducido

Para los propietarios que buscan reducir sus facturas de calefacción, el vidrio Low-E y el doble acristalamiento pueden trabajar juntos para reducir el consumo de energía. Un aislamiento térmico mejorado significa una menor dependencia de los sistemas de calefacción en invierno y del aire acondicionado en verano. Los acristalamientos energéticamente eficientes evitan que el calor se escape a través de las ventanas, mejorando la eficiencia energética general de un edificio. Esto se traduce en un ambiente interior más confortable y facturas de energía más bajas.

Reducción de ruido

Además de regular la temperatura y reducir las facturas de energía, el vidrio Low-E en doble acristalamiento contribuye a la reducción del ruido dentro de una propiedad. El revestimiento de baja emisividad y el espacio entre los cristales absorben y minimizan la transmisión de ruido externo. Esta característica es particularmente beneficiosa en áreas urbanas donde el ruido del tráfico y otras perturbaciones pueden afectar la tranquilidad y el bienestar.

Vidrio de baja emisividad = menores emisiones de carbono

Un beneficio importante del vidrio Low-E en doble acristalamiento es su capacidad para reducir las emisiones de carbono. Al reflejar el calor de regreso a la habitación, el vidrio Low-E reduce la necesidad de calefacción adicional, lo que reduce el consumo de energía y reduce las emisiones de carbono de los edificios. También permite que el calor y la luz naturales entren al edificio, reduciendo aún más la necesidad de calefacción e iluminación artificiales.

Sostenibilidad

La sostenibilidad es una prioridad para muchos propietarios de viviendas y empresas. El vidrio de baja emisividad en doble acristalamiento promueve prácticas de construcción sostenibles. Bloquea más del 90% de los rayos UV, evitando daños a muebles, pisos y ventanas. Esto contribuye a un ambiente interior más cómodo y saludable, reduciendo corrientes de aire y puntos fríos y creando una temperatura interior estable.

Vidrio de baja emisividad = facturas reducidas de calefacción y refrigeración

El vidrio Low-E es una excelente opción para mejorar la eficiencia energética de su hogar. La instalación de ventanas con vidrio Low-E en unidades de doble o triple acristalamiento energéticamente eficientes puede reducir significativamente las facturas de calefacción y refrigeración, ahorrándole dinero. El vidrio de baja emisividad puede reducir el uso de energía hasta entre un 30% y un 50%, especialmente durante los calurosos meses de verano.

Durabilidad

Muchos propietarios se preocupan por la durabilidad del vidrio Low-E. El vidrio de capa suave Low-E es duradero y se puede limpiar con confianza ya que el revestimiento está sellado entre las capas de vidrio, lo que garantiza que no se pueda limpiar ni rayar. Esto lo convierte en una opción duradera, rentable y energéticamente eficiente para su hogar.

En conclusión, el vidrio Low-E en doble acristalamiento ofrece numerosas ventajas en términos de confort, eficiencia energética y sostenibilidad. Su capacidad para regular la temperatura interior, reducir el ruido y reducir las facturas de energía lo convierte en una opción ideal para los hogares modernos.



HHG es un profesional fabricante de vidrio y proveedor de soluciones de vidrio incluyen una gama de vidrio templadoVidrio laminadovidrio texturizado y vidrio grabado. Con más de 20 años de desarrollo. Hay dos líneas de productos de patrón de vidrio , dos líneas de vidrio flotado y una línea de vidrio de restauración. Nuestros productos se envían en un 80% al extranjero. Todos nuestros productos de vidrio pasan por un estricto control de calidad y se embalan cuidadosamente en una resistente caja de madera. Asegúrese de recibir vidrio de seguridad de la mejor calidad a tiempo.

Más detalles: www.hhglass.com